domingo, 24 de enero de 2010

MI VIDA...


Han sido dos semanillas de bajón... Apenas puedo encender la televisión sin llorar cada vez que aparecen los informativos hablando de Haití. Por qué pasan estas cosas? Tantas familias rotas, tantas pérdidas humanas, tantos niños sin comprender lo sucedido, solos, huérfanos, sin parte de sus hermanos, sin sus hogares,... La vida truncada sin vuelta atrás. No, no deberían suceder estas cosas.

Por otro lado, no dejo de pensar en tí, mi vida, mi pequeño... Estarás ya en este mundo? Cómo estarás? Estarás con la personita que te ha sentido en su barriga, la que te ha dado la vida? Por qué llegarás a mi vida? Qué tendrá que ocurrir para que el destino nos una? Qué pasará tan malo en tu vida para que hagas feliz la mía? Esta historia siempre tendrá esa parte triste, llegarás a mi vida por algo "malo"... Te quiero muchísmo, con toda mi alma, como si te conociera, como si ya fueras una personita real, no podría imaginarme otra forma de ser madre, no querría, no cambiaría estos años de espera, la desesperación sentida muchos meses, no la cambiaría por nada porque te quiero a tí, mi pequeño bebé, mi angelito negro,... Intentaré cada segundo de mi vida que seas feliz, quiero que te sientas orgulloso de quien eres, de donde vienes, de por qué estás con nosotros... No permitiré que nada te haga daño de forma gratuita, juntos aprenderemos a ser una familia.

Te necesito mi amor, necesito abrazarte, achucharte fuerte contra mi pecho, escuchar tu voz, sentir tu olor... Estos meses se me van a hacer duros. Mi cabecita no para de pensar... Te quiero con toda mi alma desde el primer momento que empezamos a buscarte, cada vez más... como le digo a tu papi... yo infinito!!

7 comentarios:

Mariajo dijo...

Hola Eva... Creo que el bajón ante las imágenes de haití ha sido compartido. Duros, muy duros estos días en que no puedes evitar pensar y darle vueltas a la cabeza... Ayyy, esta espera, esta incertidumbre...
Te entiendo perfectamente.
Un abrazo,
mariajo

ana maria dijo...

HOLA MI NONBRE ES ANA HE DADO CON TU BLOG CASI POR CASUALIDAD,HOY CUANDO HE LEIDO TU ENTRADA ME HA RECORDADO CUANDO YO TAMBIEN ESPERABA Y ALGUIEN ME PREGUNTO,COM MUY MALA SONBRA CREO
YA LA QUERRAS COMO SI FUERA HIJA TUYA?
NO NO LA QUERRE COMO SI FUERA HIJA MIA,YA LA QUIERO COMO HIJA MIA QUE ES,ESO ES LO QUE TU SIENTES SIN TENERLO,SIN TOCARLO YA LO AMAS YA ES TU HIJO
BESOS GUAPA

Mary Carmen y Fernando dijo...

Animo compañera, algún dia nos llegará y esta incertidumbre que nos quita hasta el alma desaparecerá.
Un abrazo.
Mary-Carmen.

Fátima dijo...

Lo de Haití tremendo, inexplicable, horrible, injusto, trágico, inhumano... no hay palabras para describir tanto desastre. a mi también se me han cañido las lágrimas más de una vez viendo la tee estos días. ¡¡Que impotencia!!
Besos
Fátima

JOSE Y GEMA dijo...

Sigo este blog desde hace tiempo, y aunque no hemos hablado si que hemos intercambiado retal y deseo, hemos hecho un blog pues apenas una semana nos han dado el CI, y ahora es cuando realmente empieza nuestra espera. http://mybloggerinlove.blogspot.com
Te dejo la direccion por si kieres pasarte.
Estoy de acuerdo contigo en que es triste ver este tipo de noticias y tb muy injusto.
Un salud

Shari y Pedro dijo...

Lo de Haití es durísimo. No alcanzo a comprender como la naturaleza siempre se ceba con los más débiles. No alcanzo a entender como pasa esto a personas que son inocentes, no puedo entenderlo...

Te mando un fuerte besito Eva, y deseo de todo corazón, que pronto, muy pronto, tu sueño se haga realidad.

KALA_BELLYDANCE dijo...

mujer, no siempre va a venir tu pequeñito de algo malo, piensa en una chiquilla asustada que no está preparada para un pequeño, es triste, pero haces un bien a ambos, a madre y a niño, no busques nada negativo en lo que solo puede traerte felicidad, no, en lo que solo puede traeros felicidad, a los 4 (yo es que a yago lo incluyo en todo).
Lo de haití es un desastre, pero lo más positivo que puede hacerse es poner tu granito de arena (cada uno como buenamente pueda), y tener la esperanza de que llegue entero.