miércoles, 13 de marzo de 2013

Y LLEGO ESE MOMENTO....

Siempre he temido el momento en que Dawit empezara a plantearse cosas relativas a su adopción, a como llegó a nosotros, a porque somos sus papás... No lo temo por el hecho de no saber que responder, si no por el sufrimiento que sé que le proporcionará esa carga que irá acumulando dentro. No quiero que sufra, es superior a mi, pero es inevitable. Ellos, nuestros hijos, tienen que crecer en cuerpo y mente y "crecerse" ante los obstáculos que les ponga la vida. Nosotros debemos estar al lado por si caen, pero no para evitar que se caigan. Forma parte del aprendizaje de la vida.
 
Ya llevamos meses que de vez en cuando y en los momentos más insospechados "suelta" alguna cosa relativa a su color de piel o a quienes somos su familia, le gusta escuchar y que le nombre a sus titos, primos, abuelas... Y el va diciendo: "Son mi familia".
 
Esta mañana estaba vistiéndolo para ir al cole, lo tenia tumbadito en la cama echándole cremita y él no hacía más que estirarme del escote de la camiseta:
 
-"Mamáaaaaaa te veo la barriguita" y se reía y metía la manita.
 
Cuando lo incorporo me dice:
 
-"Mamá, en la barriga están los bebes" (se me ha puesto un nudo en la garganta que he intentado tragar), le he responido:
 
-"Si, cariño, ¿cómo lo sabes?, (hasta el momento no le había llamado la atención)
-"Mamá, tu me lo has contado" (y a veces pienso que no escucha... pero nooo, se queda con todo)
-Cuando yo era pequeñiiiito estuve en tu barriga mamá...
-No, mi vida, cuando tú eras pequeño no estuviste en mi barriga... Estuviste en la barriga de otra mamá. (de verdad, que aunque intentes sonreir y mantenerte serena, por dentro sentía que me rompía de ganas de llorar)
-Nooooo, mamá, yo quería estar en tu barriga!!!!!!!
-Mi vida, ojalá hubieras estado en mi barriga. Tú sabes que fui a buscarte a Etiopía y que mientras te esperaba estuviste muy dentro de mi corazón, lo sabes verdad? Siempre vas a estar dentro de mi corazón, mi vida. Eres mi hijo y te quiero con toda mi alma.
-Si, mamá....

Ahí se ha quedado la conversación, ha seguido con otras cosas y mi cabeza se ha quedado ahí... Ha sucedido, me ha preguntado. Empieza a cuestionarse muchas cosas... Creo que estoy preparada para responderlas con calma, como hoy ha sucedido. Que duro es ponerme en su piel!! Sólo quiero que se grabe a fuego lo muchísmo que le quiero, le amo... Que daría mi vida entera por que él no sufriera un instante. Lo único que me duele de no haberle tenido dentro mío es no haber llegado a su vida desde el segundo cero. De no haberle arropado cada noche, de no haberle acunado, besado, alimentado... Esa es mi pena. Me ha enseñado a amar con una fuerza desconocida. Como ama una madre, ni más ni menos.

7 comentarios:

Gislofamily dijo...

Ha sucedido, te ha preguntado y le has contestado maravillosamente, Eva. Has cubierto su necesidad de saber de forma inmediata, natural y sincera, no puede ser de otro modo... Y vendrán nuevas preguntas, algunas te las formulará a viva voz, otras las habrás de ir encontrando tú en sus gestos (mi hijo Jordi tuvo una etapa en la que solía levantarme la blusa en cualquier lugar y pegar su cabeza en mi barriga, al principio no entendía yo nada..."¿tienes frío, cariño?" pero a la tercera vez lo comprendí)

:)

Un besito a ambos

pilijingguo dijo...

Madre mia me he puesto allorar de leerte,es que a mi me paso lo mismo y no hace mucho,semanas solo,lo que mi niña me pregunto fue que porque no estuvo en mi barriga y si estuvo en la barriga de otra mujer porque no se quedo con ella...me senti como tu,lloraba por dentro y por fuera me falto muy poco,es complicado,pero poco a poco todo lo van entendiendo,yo en aquel momento no supe que decir,pero a la mañana siguiente sin mas le explique,y ella me abrazo y las dos lloramos..la quiero con locura y ella me quiere a mi igual,no te preocupes poco a poco todo sale,lo que pasa es que sufrimos demasiado,asi es el amor de una mama...
un beso

Silvia - Desenredando el hilo rojo dijo...

Corazónnnnnnnnnnnnnnnnn... léele muchas veces mi cuento ¿POR QUÉ NO ESTUVE EN LA BARRIGA DE MAMÁ? Le calmará... ya lo verás. Y le harás sentir muy importante. Besotes

Samaiaui dijo...

Ufff, que momentos más intensos nos esperan...
Pero como bien dices, son momentos lógicos que un día u otro se producen por que crecen, maduran y se preguntan muchas cosas.

Y si hay que meterlos bajo la camiseta un rato, pues ea!, ya están en la barriga!!!

El amor todo lo puede, y no deja pregunta sin respuesta, eso seguro.

un beso

ESTEFANIA dijo...

¡Ay, Eva...! Sería un momento complicado, sin duda, pero también lleno de amor. Y eso, tu peque, lo percibe. Estoy segura.
A mí me llegará el momento y, además, en mi caso, quizás me pregunte por qué su hermano sí estuvo en mi barriguita y ella no. Pero ambos son hijos del amor y entre sí se quieren con locura.
Yo, que soy madre biológica y adoptiva, te puedo decir que -sólo cuatro meses después de tenerla por primera vez entre mis brazos- cuando los miro, a mis dos hijos, ni siquiera recuerdo cómo llegaron a mí uno y otro. Es como si hubiese estado conmigo ella también desde el primer momento.

VERÓNICA Y JOSÉ FCO. dijo...

Es duro pero estás muy bien preparada, ha sido la respuesta que necesitaba, lo has hecho estupendamente.

Laura dijo...

Son preguntas totalmente naturales para ellos y, como tal y como niños que son, debemos darles respuestas lo más sencillas posibles. Siempre decimos que los niños tienen "una lógica aplastante" precisamente por su sencillez. Creo que no hay mejor respuesta que la que le has dado ni mejor manera posible de hacerlo. Espero que cuando a mí me llegue el momento no me eche a temblar y tenga la fuerza suficiente para contestar igual que lo has hecho tú. Un beso muy fuerte.