lunes, 25 de agosto de 2008

ANIVERSARIO "BLOGUERO"


Tal día como hoy, 25 de Agosto del 2007, empecé mi primer blog, mi blog de adopción, donde me propuse contar los pasos que tenía que seguir, compartir sentimientos de alegría, pena, miedo...

No sabía si tendría una continuidad, si tendría tanto que contar... Hacía muchísimos años que no escribía sobre nada de lo que sentía, pero todo ha resultado tan fácil... Escribir sobre tí es sencillo, ahora mismo es un cúmulo de sentimientos que me abordan todo el día, sentimientos que me unen a un ser que no conozco y que forma parte de nuestras conversaciones de pareja, de familia, que está presente en nuestro futuro de una forma tan clara que parece que ya te conozcamos...

No sabía que ésto me engancharía tanto, es mi nexo de unión contigo, la única forma que tengo de decirte "te quiero mi vida... " aunque este sentimiento no pueda ser real porque no existes o, al menos, aún no formas parte "física" de nuestra vida, es algo inexplicable, lo sientes y ya está, verdaderamente no te llevo en mi vientre, pero cuando a ésta forma de ser madre le llaman embarazo del alma o hijos del corazón no podían haberlo definido mejor, todo son sentimientos enormes que nos unen, lo bonito es que no pierden intensidad a pesar de los años que pasan, ni un sólo día, al contrario, con cada pequeño paso, con cada noticia por pequeña que sea, crecen y crecen hasta tener la clara certeza de que éste era el camino, que no podía ser de otra manera, que en nuestro destino estabas tú y que el día que estés con nosotros sabremos que eras tú, mi vida, nuestro hijo.

Hoy hace un año desde que comencé mi "diario adoptivo", un 25 de agosto me senté delante del ordenador y sentí la necesidad de contar lo que estaba viviendo, por tí y por mí. Eres mi precioso tesoro, guardadito en lo más profundo de mi alma, allí te cuido desde la distancia, allí te venero, mi sol... cuanto me haces sentir sólo con imaginarte.

1 comentario:

Silvia y Mario dijo...

Pues... ¡yo ya llevo un año leyéndote! Feliz primer aniversario bloggero.

Cuántas cosas, ¿verdad? Ha sido un placer acompañarte en el camino.

Besos